Potencial inclusión del híbrido del chopo en los estándares europeos de durabilidad a agentes biológicos

La plantación de especies de crecimiento rápido como algunas especies o clones del chopo o álamo (Populus sp.) se ha llevado a cabo en varios países con el objetivo de obtener materia prima de interés económico, social y ambiental. En términos generales, el uso del chopo se ha asociado tradicionalmente con la producción de madera en rollo y, con ellas, la fabricación de productos como fósforos, palos, embalajes y, en su mayoría, tableros de madera contrachapada. Dentro de la industria de la trituración, el uso de esta madera se ha asociado principalmente con la fabricación de aglomerados. Sin embargo, el mercado actual demanda más y más productos con buenas funcionalidades fisico-químicas y durabilidad conocidas para cumplir con los requisitos estructurales del Eurocódigo 5. La madera y sus derivados se consideran buenos candidatos, considerando su desempeño ambiental en términos de secuestro de CO2

En general, el uso de madera conlleva la exposición a situaciones que conducen a su descomposición, lo que compromete su vida útil. En consecuencia, conocer su durabilidad natural, es decir, su resistencia intrínseca a la descomposición biológica causada por hongos, termitas, escarabajos y barrenadores marinos, permite la definición de su situación ideal de uso o grado de protección según la clase de uso, como se especifica en el Eurocódigo 5 de diseño de estructuras de madera.

La norma EN 350: 2016 establece una lista de las especies de hoja ancha más importantes en el sector de la construcción europea y su correspondiente clase de durabilidad natural contra agentes biológicos. En este estándar, el género Populus está representado por las especies P. canescens, P. nigra, P. alba y, sin ningún dato específico para el grupo de Populus híbridos, dentro del cual podría considerarse incluido el clon P. x euramericana ‘I-214’. Dada la gran cantidad de especímenes de chopos I-214 existentes y considerando que la durabilidad natural de su madera no ha sido estrictamente verificada, es de gran interés estudiar su respuesta a los ataques de xilófagos para llegar a un diagnóstico temprano de cada agente, de forma que se dé una identificación explícita para su posible inclusión en el estándar europeo. En este sentido y teniendo en cuenta sus diferentes usos, los hongos de pudrición marrón y blanca, los barrenadores de madera y las termitas son los agentes más destructivos de la madera de chopo. El trabajo publicado en Forest Sytems se realizó para evaluar la durabilidad natural de Populus x euramericana ‘I-214’ contra hongos xilófagos y termitas y para llevar a cabo un análisis macro y microscópico de las alteraciones causadas por cada agente xilófago con el fin de obtener la información necesaria para su posible inclusión en las normas europeas existentes.

Los resultados de la evaluación macroscópica y microscópica de la durabilidad de la madera frente a basidiomicetos, hongos xilófagos de pudrición blanda  y termitas se muestran en las Figuras 1 y 2.

Fig.1

Figura 1. Características de diagnóstico. Ejemplo de podredumbre blanca.

Fotografía A: Microscopio óptico (TS): deformación del tejido; adelgazamiento de la pared; adelgazamiento de la fibra (F) y el vaso (V)

Fotografías B-E: Microscopio electrónica de barrido (LS). Fotografía B: agujeros (Rh) y canales de erosión (Rt) célula del parénquima radial (R); picadura de erosión a nivel del vaso radial (RVep). Fotografía C: canales de erosión en fibras (Ft); artesa orientada transversalmente en celda radial (Rt). Fotografía D: erosión por picadura en fibra (Fep). Fotografía E: picadura de erosión en el vaso (Vep); colonización fúngica (cf) a través de picaduras en los vasos.

Según los resultados, las secciones internas y externas de la madera de chopo híbrido mostraron ser “No duraderas” para los hongos xilófagos empleados (norma EN 350: 2016). Las alteraciones estructurales, tanto macro como microscópicas, fueron compatibles con una baja resistencia al deterioro y fueron típicas de cada tipo de podredumbre (Fig. 1).

Con referencia a la durabilidad contra el ataque de termitas, los resultados muestran que el chopo es también “No duradero” en ambas secciones en estudio (interior-exterior) y de acuerdo con lo que la norma EN 350: 2016 describe para otras especies del género Populus. La tasa de supervivencia y la pérdida de masa en ambas secciones (interna y externa) confirmaron los resultados para cada nivel de ataque (único parámetro para la estimación del daño considerado por el estándar). El daño mecánico resultante de la alimentación de insectos se verificó especialmente en las fibras (Fig. 2). Este tipo de deterioro redujo la sección de las muestras y, como resultado, su calidad y resistencia al tacto.

Fig4.jpg

Figura 2. Microfotografías de evidencia de daño por termitas: Fotografías O, P: Microscopio electrónica de barrido (LS): general y detallado, respectivamente. Obsérvese la rotura en la madera, especialmente notable en las fibras (F).

La baja durabilidad del clon I-214 contra varios agentes xilófagos coincide con lo que la norma afirma para varias especies de Populus. Como resultado de la baja durabilidad estimada y las alteraciones observadas, la madera de este clon solo se puede usar en situaciones de muy bajo riesgo: uso en interiores, ambiente seco -o al aire libre bajo cubierta, protegido de la severidad del clima-, sin contacto con en el suelo, (clases 1-2  de la norma EN 335: 2013), con una vida útil en situaciones de uso extremo, al aire libre, en contacto con el suelo, de menos de 5 años. Incluso si su clase de durabilidad coincide con la reclamada para otros clones y especies del género, los valores mostrados en esta investigación pueden usarse como referencia para su posible inclusión en las clasificaciones de durabilidad natural para especies de hoja ancha detalladas en la norma EN 350: 2016, después de completar las pruebas restantes para su caracterización (Anobium, barrenadores marinos y Thichoferus holosericeus, si se considera). La inclusión del híbrido Populus en el grupo de los chopos y álamos dentro de norma, establecería una identidad específica para este clon, que iría en línea con su distribución mundial e interés comercial.

Foto de portada: plantación del clon Populus xeuroamericana ‘I214’. Autor: Luis Acuña (c)

cropped-homeheadertitleimage_en_us-1.jpg

Eleana Spavento, Mónica Murace, Luis Acuña, Silvia Estela Monteoliva, Mª Teresa Troya
Forest Systems, Volume 28, Issue 2, e008, 10 pages.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s